miércoles, 7 de abril de 2010

Recordando Música: Dois de Ouro - A Nova Cara do Velho Choro (1998)







André Vasconcellos: Bass
Fernando César Vasconcelos Mendes: Seven Strings Acoustic Guitar, Claps
Hamilton de Holanda: Mandolin, Cavaquinho, Claps, Acoustic Guitar, Tenor Acoustic Guitar
José Américo de Oliveira Mendes: Acoustic Guitar
Leander Motta: Percussion, drums, Claps, Carillon, "Surdo", "Cuíca"
Rogério Caetano: "Cavaquinho", Claps
Sandro Araújo, Valerinho: Tambourine
Paulo André Tavares: Acoustic Guitar
Ricardo Boy: Electric Piano
Arranges: Hamilton de Holanda, Fernando Cesar Vasconcelos


Tracks:
01.Fantasia sobre temas de Pixinguinha (Hamilton de Holanda)
02.Delicado (Waldir Azevedo)
03.Aquarela na Quixaba (Hamilton de Holanda)
04.Sampa (Caetano Veloso)
05.Doce de Coco (Jacob do Bandolim)
06.Flor de lis (Djavan)
07.Noites Cariocas (Jacob do Bandolim)
08.Czardas (V. Monti)
09.Pedacinhos do Céu (Waldir Azevedo)
10.Tico-tico no fubá (Zequinha de Abreu)
11.Inesquecível (Paulinho da Viola)
12.Apanhei-te, cavaquinho (Ernesto Nazareth)
13.Os oito batutas (Pixinguinha)
14.Um a zero (Hamilton de Holanda)

Virtuoso, brillante y único. Son algunos de los calificativos aplicados a este músico que impresiona a todos los públicos en sus giras por todo el mundo, cimentando una carrera galardonada con innumerables premios.
Hamilton de Holanda comienza a tocar a los 5 años el bandolim (mandolina brasileña de 8 cuerdas).
Más tarde añade una dupla más, hasta 10 cuerdas y lo reinventa: libera las herencias de algunas de sus influencias y lo indulta en algunos de sus estilos para convertirlo en un instrumento mundial.
En los Estados Unidos la prensa le llama el “Jimi Hendrix del bandolim”.



A los 31 años, este Carioca elaboró una manera de tocar característica, inmediatamente reconocible en sus solos. Su fraseado, la adición de cuerdas y su nivel sonoro, aliados a la velocidad de los pasajes más difíciles en sus improvisaciones, inspira una nueva generación y propone un nuevo sonido.
¿Será jazz, samba, rock, pop, lundu, choro? ¿Qué importa? Hamilton, más que la novedad, busca una música orientada hacia la belleza y la espontaneidad. Tiene ante él un nuevo mundo lleno de posibilidades. Se orienta según divisa su objetivo “la Modernidad es la Tradición” afirma, lo importante no es el pasado, ni el futuro, sino la interrelación de los dos, el momento en que se confunden, el momento presente, el aquí y el ahora.



El choro, que en su infancia y adolescencia era su principal influencia, se encuentra transformado, sin purismo. “Me preguntan si lo que hago es el nuevo choro. ¿El nuevo choro? No entiendo. Es quizás porque toco el bandolim. El choro es como la Mona Lisa. ¿Te parece que necesita retoques? ¡No! El choro también es perpetuado por el arte maravilloso de músicos como Luperce, Jacob y Pixinguinha. Como podemos observar, la tradición se perpetúa, no se necesita nada, simplemente hay que apreciarlo. En realidad, lo que hago es una síntesis de esta información con una influencia del choro, de la bossa nova, del jazz, sonido de la calle… Es una música que no necesita etiquetas para existir. Solo tiene que ser bella".



En su trayectoria obtuvo el doble premio de Mejor instrumentista (por unanimidad), en las dos categorías música sabia y música popular, de la única edición del festival Icatu Hartford de Artés 2001.
Le permitió vivir un año en París, lo que dio alas internacionales a su trabajo musical. En enero de 2005 en el Midem (el principal salón profesional de música en el mundo), dio un concierto para el lanzamiento oficial de las conmemoraciones del Año de Brasil en Francia, y obtuvo con “1 octeto 10 cuerdas”, (la primera grabación en solitario de un bandolim de 10 cuerdas en el mundo) la distinción de “Choc” del Monde de la Musique (mayor periódico musical en Europa). La prensa francesa bautizó a Hamilton con el afectuoso apodo de “Príncipe del Bandolim”, y la prensa brasileña, como el “Rey” (Revista Bravo). Figuras tales como Hermeto Pascoal, Maria Bethânia, Djavan, Ivan Lins y João Bosco lo consideran como “uno de los mejores músicos del mundo”.



En 2007 fue nominado para el Grammy Latino al Mejor Disco Instrumental con su grupo Hamilton de Holanda Quintet, en competencia con nombres como Chick Corea y Béla Fleck. El quinteto también fue galardonado con el premio TIM y el título de Mejor Grupo de la revista Jazz+ .Personalmente fué galardonado como mejor instrumentista de 2007. Recientemente interpretó el himno nacional brasileño en Rio de Janeiro en la ceremonia de apertura de los Juegos Para-Panamericanos y en la apertura oficial de las Conmemoraciones del centenario de la imigracion japonesa en Brasil. Hamilton toca en varias galas y festivales importantes en Brasil y en todo el mundo. Compartió escenario con Maria Bethânia, Ivan Lins, João Bosco, Seu Jorge, John Paul Jones (Led Zeppelin), Richard Galliano, Richard Bona, Béla Fleck and the Flecktones…..


Su obra más reciente “BRASILIANOS 2” (2008) consta de composiciones propias. Es la continuación de su esfuerzo cultural en favor de un mayor acceso del público a la música contemporánea brasileña. En 2007 lanzó el CD solo “Intimo”, grabado en varias habitaciones de hoteles del mundo, así democratizando y haciendo más accesible los medios de grabación y realiza un maravilloso dúo con el pianista André Mehmari, “Continua a Amizade”. Pronto sacará un disco en dúo con una de sus referencias, el intérprete de bandolim Joel Nascimento, que cumple 70 este año y ha grabado en vivo, en Enero de 2008, un dúo com su amigo Yamandu Costa. En su discografía figuran también colaboraciones como músico invitado en CD y DVD de Cesaria Évora, Ivan Lins, Djavan, Beth Carvalho, Zélia Duncan, Dona Ivone Lara, y João Bosco, entre otros….



Con una técnica espléndida y una absoluta sensibilidad brasileira , en el escenario o en el estudio, Hamilton combina una flamante expresividad con una depurada ejecución. Es tan polivalente que está a gusto en cualquier tipo de contexto: solo, con orquesta, dúo, “power trío”, quinteto…. Actualmente está de gira con su grupo, el Hamilton de Holanda Quintet, compuesto de Daniel Santiago (guitarra), André Vasconcellos (bajo), Gabriel Grossi (armónica) y Márcio Bahia (batería).