miércoles, 7 de abril de 2010

BOUZOUKI: HISTORIA Y EVOLUCIÓN DEL INSTRUMENTO


"El bouzouki, del largo viaje de la rembetika al rock & roll y más allá"




Al mencionar la palabra bouzouki, la gente puede pensar en la película de "Zorba el griego" o en el arma favorita de los GI Joe's.
Algunos fans de la música celta asocian el bouzouki a las jigas y los reels irlandeses, pero pocos saben vincularlo con el bluegrass, old-time, hoe-downs y prácticamente nadie lo relacionaría con música folk sueca, gallega, bretona, asturiana, castellana, rock & roll, el jazz,etc.
El bouzouki ha encontrado su lugar en todos estos estilos musicales, saltando incesantemente a las manos de los guitarristas.

GRECIA, EL PUNTO DE PARTIDA

Las raíces del bouzouki tienen su origen en los laudes de mástil largo de la antigua Persia y Bizancio. Los primeros Bouzoukis son muy similares a los actuales "saz" (instrumento popular turco). Saz y bouzouki tienen relación porque el significado del nombre de este instrumento es probablemente derivada del turco (tamaño mediano) "bozouk saz".
La familia de instrumentos del "saz" se caracteriza por poseer una caja de resonancia ovoidal, en forma de tazón (a menudo tallados en una sola pieza de madera de morera); mástil delgado y largo, trastes anudados móviles que adaptan la configuración del diapasón a los diferentes modos de la música turca, un puente flotante libre.
Existen numerosos tamaños dentro de esta familia de cordófonos.
El más pequeño de estos instrumentos es el “cura”, seguido por el “cura” de mástil largo, el “çogür”, el “tambura”, el “divan saz” y el “bas saz”, que es el de mayor tamaño.
Todos ellos presentan tres ordenes: el primero de tres cuerdas, y el segundo y tercero de dos.












Durante el siglo XX en Grecia, se modifican los trastes móviles por trastes de alambre y por consiguiente esto supuso acercarse a una normalización de escala temperada, y el mástil de cuello largo sería modificado pareciéndose a la estructura de una mandolina napolitana. La afinación estándar se convertiría en RE LA RE.

La historia del bouzouki está ligada a la "rembetika", un tipo de música popular griega basada en la improvisación y con una historia similar al blues americano. La cultura de la rembetika floreció en el submundo de las cárceles, de los prostíbulos, de las madrigueras de hachís en las ciudades portuarias del Mar Egeo y el oeste de Asia Menor en el año 1900, alcanzando su cenit en los años que transcurren entre las dos Guerras Mundiales.
Un conjunto típico de aquella época podría haber incluido un cantante, dos o más bouzoukis tocando la melodía y los acordes, y una pequeña versión del bouzouki llamado "baglama" podía ofrecer un acompañamiento en ritmo staccato. Las canciones, con letras sobre las drogas, la prostitución, el dinero, el amor y la muerte, se basan en una variedad de los modos antiguos y ritmos tradicionales de baile, y que se caracteriza por la introducción expresiva improvisada, los llamados "taxims", canto apasionatto, y protagonismo del bouzouki en las pausas entre versos. Entre los artistas más influyentes- o "rembetes" - son Márkos Vamvakáris y Ioannis Papaioannou.

Eventualmente, la mala reputación de la "rembetika" se iría suavizando y el bouzouki entraría en la corriente musical principal, en parte debido a la destreza y aportación del gran intérprete y prolífico compositor llamado Vassilis Tsitsánis. Tsitsánis fusionó los antiguos ritmos de baile más elaborados con progresiones de acordes y una sensibilidad armónica occidentalizada, y en sus letras eran más convencionales que las ásperas tonadas compuestas por los anteriores artistas. Tsitsánis se convirtió en la primera estrella nacional del bouzouki y consiguió que se aceptase al instrumento socialmente.
Cuando murió en 1954, 200000 personas se echaron a la calles de Atenas tocando bouzoukis y baglamas.
Entre los muchos virtuosos que siguieron sus pasos se encuentra Hiotis Manis, quien añadió una cuarta voz a las cuerdas del bouzouki y cambió su afinación a DO-FA-LA-RE (como las primeras cuatro cuerdas de la guitarra afinadas un tono por debajo). El nuevo avance permite una mayor diversidad y flexibilidad fomentado la evolución de un estilo concertista.


La conexión irlandesa:

DESCARGA AQUÍ EL DOCUMENTAL DE IRISH BOUZOUKI DE LA CADENA DE TELEVISIÓN IRLANDESA TG4.
DESCARGA 1 (RAPIDSHARE)
DESCARGA 2 (MEGAUPLOAD)



Johnny Moynihan presentó el bouzouki en la música irlandesa en 1966 cuando un amigo le vendió un instrumento que había llevado a su casa un amigo griego que estaba de vacaciones. Moynihan restauró el instrumento y comenzó a utilizarlo en los conciertos que tenían lugar en el "Enda Hotel" en Galway con Andy Irvine y otros. Irvine recuerda la recepción del bouzouki como "poco gratificante", de hecho, él imploró a Moynihan para que retornase a la mandolina.
A pesar del shock inicial, atrapados por ese sonido, Moynihan e Irvine pronto incorporan el instrumento a su grupo Sweeney's Men. Irvine le dió un bouzouki a Donal Lunny , sus experimentos con múltiples usos del contrapunto con este tipo de instrumentación se convirtiría en el sonido característico de la legendaria banda "Planxty" y definiría el modelo a seguir en posteriores formaciones de música tradicional irlandesa. Lunny más tarde participó en otro grupo esencial para el resurgimiento de la música tradicional irlandesa, "The Bothy Band", que también contó con la participación del bouzouki y la guitarra como un elemento clave en su sonido. El bouzouki se adapta perfectamnte a la música modal y, por lo tanto, es totalmente apropiado para acompañar e interpretar jigas y reels, ritmos típicos de la música tradicional irlandesa.

Según confiesa el excepcional violinista Kevin Burke, "El bouzouki fue más aceptado que la guitarra por los intérpretes de instrumentos melódicos debido a la naturaleza modal de su música. Los guitarristas que interpretaban 'folk' convencional utilizaban acordes que en la guitarra solían definir claramente la diferencia entre los modos mayores y menores, mientras que en muchas de las melodías, por su naturaleza modal, no se daba esta circunstancia. El bouzouki se presta a producir acordes en formas que parecen adaptarse mejor a la música irlandesa. Esta mísma relación entre acordes mayores / menores y la sonoridad, su timbre y efecto armónico que se buscaba, sospecho ha sido la consecuencia que llevó a la popularidad la afinación abierta DADGAD (RE-LA-RE-SOL-LA-RE) en la guitarra. "

Lunny, Irvine, y Moynihan todos ellos tocaban instrumentos de cuatro cuerdas se basaron en la afinaciónde la "octave mandolin" (mandolina octavada) -GDAE (SOL-RE-LA MI) o GDAD (SOL-RE-LA-RE). Los tres se centraron en el acompañamiento, aunque cada uno ha labrado un enfoque único. El estilo de Lunny , por ejemplo, incorpora esquemas rítmicos basadas en el rasgueo y acordes arpegiados, con la transiciones y líneas de bajo intercalados con fragmentos vinculados a las melodías.
Irvine fue el enfoque más orientado a la propia melodía, en el tejido de las líneas de contrapunto alrededor ella.
Experimentos similares a los del bouzouki con la fusión de la música irlandesa se han hecho en otros sitios.
Alec Finn estuvo experimentando durante muchos años con instrumentos de 3 cuerdas,afinándolos en DAD (RE-LA-RE). Él desarrolló un estilo de acompañamiento denominado "rollicking" basado en un conjunto de arpegios intercalados con fragmentos de la melodía. Durante 25 años, sus increíbles duos con Frankie Gavin han sido la columna vertebral del célebre grupo "De Danann", la única banda de ese periodo tan fértil para la música tradicional irlandesa que sigue activa hoy en día.
Dave Richardson de "The boys of the lough" estaba usando un bouzouki de caja plana como instrumento para reproducir música de una forma muy tradicional, duplicando la melodía al unísono o por octavas más que como acompañamiento. Mientras tanto, el bouzouki fue ganando aceptación al otro lado del Atlántico.

DESCARGA AQUÍ LAS TABLATURAS DE BOUZOUKI (GDAD)

DESCARGA AQUÍ LAS TABLATURAS DE BOUZOUKI (GDAE)

DESCARGA AQUÍ LAS TABLATURAS DE IRISH MANDOLA (DAEA)

DESCARGA AQUÍ LAS TABLATURAS DE 3rd IRISH BOUZOUKI (ADAE)

DESCARGA AQUÍ LAS TABLATURAS DE OLD GREEK BOUZOUKI (DAD)



EL NUEVO MUNDO






Paradógicamente, muchas de las primeras grabaciones de música de bouzouki se hicieron en América en los años durante los cuáles este instrumento era asociado con la "rembetika" y se había hecho impopular entre las compañías discográfica griegas.
En América habían hecho experimentos utilizando el bouzouki en entornos no convencionales anteriores a la invasión de la música tradicional irlandesa por casi una década.
Es cierto que David Lindley, Solomon Feldthouse, y sus compañeros de la banda británica "Kaleidoscope" (Calidoscopio) fueron incorporando bouzoukis y "saz" en sus intentos de amalgamar sus creaciones con diferentes tradiciones y la psicodelia de los años 60.
Lindley hizo crecer la popularidad de la música griega justo a los mísmos niveles que la música flamenca y el bluegrass, y para él era natural combinar el sonido del bouzouki con todo, desde banjos a la guitarra slide. "Nos encantó el twang(onomatopeya tímbrica), ese sonido vibrante", dice.


Aún así, fué la fusión del bouzouki, en el contexto de la música tradicional irlandesa la que fomentó el verdadero interés por el instrumento.

A mediados de los años 70, la flor y nata del panorama del resurgimiento musical tradicional irlandés, realizaron giras por América, presentando trabajos discográficos, haciendo giras de conciertos y participando en festivales folclóricos.

"The boys of the lough", "De Danann", y "The Bothy Band" realizan giras de conciertos por todos los Estados, y resulta curioso que cada banda se muestra con un bouzouki en su formación.
Es fácil entender por qué el instrumento se ubica mucho mejor aquí, en este nuevo contexto. Las melodías relativamente sencillas del fiddle (violín irlandés) y uillean pipe (gaita irlandesa) son atractivas a primera vista. Sus estructuras armónicas simples y sus formas de 32 compases son un esquema cómodo para la mayoría de los oyentes de América.
Luego está el sonido del bouzouki. Los 4 pares de cuerdas, la afinación abierta y la interpretación rápida en el tiempo tienden a producir un sonido no muy diferente al de los efectos percutivos de un dulcimer, pero sin limitaciones de velocidad y de harmonía.
En la harmonía son típicas las apariciones de montones de quintas y cuartas adyacentes, y puede obtener la ejecución de muchos de los acordes del instrumento con muy poco esfuerzo. Abrir los acordes produce un derroche de sonido enorme y rico con una claridad difícil de lograr, en la guitarra, y las líneas melódicas poseen una riqueza sonora gracias a la utilización de dobles cuerdas.

"Tocar la melodía del bajo en dos cuerdas es un sonido realmente exótico", dice Stanley Greenthal, uno de los primeros intérpretes de bouzouki en América, entusiasmados porque la música irlandesa incorpoorase el bouzouki en su conjunto instrumental.
"Es un derroche de sonido". Joseph Sobol intérprete de Mandola de Chicago, define al bouzouki como un auténtico "shock". Es como la combinación de todos los instrumentos de cuerda con un poco de clavecín ". -Zan McLeod. La belleza del instrumento es su claridad tímbrica.
"En una banda con algunas bajas, como la del bodhran en "De Danann", los sonidos del bouzouki son geniales, mientras que el sonido de una guitarra tiende a ser demasiado denso" explica.
"Es también genial a sólo o acompañando a  otro instrumento, como una mandolina.
Se obtienen sonidos filamentosos y timbres increíbles."
"Tratar de explicar el sonido de un bouzouki puede ser complicado. Mientras las mandolinas de bluegrass poseen términos onomatopéyicos como el "bark", y el "boom" de los "dreadnoughts" (sonidos acorazados) de las guitarras Martin y el "chuck", el bouzouki no tiene verdaderas onomatopeyas como términos de su propia música hasta que Roger Landes acuñó algunos nuevos. Ahora los intérpretes y constructores de todo el país analizan la nitidez de un bouzouki por el "ping", la claridad de su "chorng", y la profundidad de su "thrum" Igual que el "twang" y "bark", hay quienes reconocen el "chorng" cuando escuchan un bouzouki."
El estilo del bouzouki irlandés adquirió una vida propia en el Medio Oeste.
El guitarrista originario de Missouri, Gerald Trimble, observó el potencial del bouzouki.

"Traté de hacer de él un instrumento que pueda desempeñar más papeles que el de acompañamiento. Quería ser capaz de improvisar, tocar solos, y que el instrumento tomase una nueva dimensión. "
En 1983 colaboró con Trimble el violinista y productor escocés Johnny Cunningham para hacer "First Flight", un trabajo que presenta la grabación de un bouzouki o cittern, como Trimble, llamó a su "hacha" en el momento de tocar violín tradicional irlandés y melodías de uillean pipe. El siguiente trabajo e Trimble sería "Heartland Messenger".
"Johnny me animó a estudiar la música de los violinistas de Missouri y las Montañas Ozark cuyas tradiciones musicales que son parte de mi patrimonio", recuerda.
El álbum resultante fue, probablemente, el primero en la que la función del bouzouki se convirtió en la de instrumento principal en la música tradicional americana.








Roger Landes and Chipper Thompson.

Roger Landes, ha sido devoto en sus esfuerzos por adaptar la música irlandesa a sus bouzoukis híbridos de 5 cuerdas. "Los grandes intérpretes dicen que se remonta a la música de gaitas, que en su eje central, la música irlandesa es la música de los vientos", dice. "Mi búsqueda ha sido consecuencia de recalar información de la música de las uilleann pipes y trasladarlo a las cuerdas."
Sus éxitos se puede escuchar en su trabajo en solitario "Dragon Tunes" y en su anterior trabajo con la banda "Scartaglen". Landes reconoce el creciente interés que ha desatado el instrumento entre los músicos de cuerda pulsada estadounidenses, organizó una reunión formal de intérpretes. Envió un mensaje a través de Internet, y en 24 horas había 80 intérpretes de bouzouki clamando participar en el festival.
La reunión resultante se denominó "Zoukfest" y tuvo lugar en Weston, Missouri, en julio de 1998.
Se incluyó una semana de talleres, muestras y conciertos. Resultó ser un éxito suficiente como para convertirse en un evento anual.


Joseph Sobel cradles his Sobell.








Joseph Sobol, procedente del Medio Oeste, es otro de los músicos que está teniendo un gran impacto en el panorama musical.
En 1999 con la publicación de "Citternalia" ha demostrado un método muy peculiar para interpretar fraseos sutiles y ornamentación típica de la música Irlandesa sobre el cittern, un término que prefiere al de bouzouki.
"He estudiado guitarra clásica cuando era niño y he podido adaptar mi técnica para ejecutar aquí el trémolo y diversos recursos ornamentales como los "triplets" de la música irlandesa".
Sobol utiliza un instrumento construido especialmente para ser ejecutado con "thumbpicks" (púas de acrílico que se colocan en los dedos) facilitan la técnica y el ataque en instrumentos de más de cinco cuerdas.



"Yo toco el cittern principalmente porque tiene de todo", dice.
"Puedes obtener un sonido "frailing", un sonido de tres dedos, y un sonido con efecto de mandolina".
El intérprete y compositor de Bluegrass, Tim O'Brien ha efectuado la incorporación del bouzouki en sus raíces americanas y en su música original desde hace años.
Como muchos otros, su interés por el instrumento fue desencadenada por la repercusión de las bandas irlandesas de la época de los 70 y 80, pero ha logrado adaptar el instrumento de forma personal.
"Quería otra textura, otro sonido que no se pudiese cubrir con la guitarra", dice. "Al principio, no sabía los acordes, por lo que me interesé por cosas simples", añade.
Su reciente CD "The Crossing" hay bouzouki en casi cualquier pista. "Yo, probablemente, utilizaré mi bouzouki construído por Mike Kemnitzer, de la empresa Nugget Mandolins, aproximadamente en el 50 por ciento de la música para mis shows en directo". "Yo estaría perdido sin él", exclama.
El insólito bouzoukista de Alabama, Chipper Thompson, está abriendo nuevos caminos con este instrumento en la música de sus raíces, el blues, sobre todo en sus agrupaciones de New Mexico. La particularidad mas grande es el uso del slide.



El instrumento también está encontrando un cómodo lugar al lado de la mandolina y se puede escuchar en las últimas grabaciones que van desde los atrevidos experimentos de Radim Zenkl a los sonidos más tradicionales del mandolinista Butch Baldassari.

El Bouzouki en Galicia:



El encargado de introducir este instrumento en Galicia fué J. Vicente Ferreirós del grupo Milladoiro. Influenciado por el resurgimiento de diversas músicas tradicionales europeas, representadas en las figuras de Alan Stivell, Malicorne, Sweeney’s Men, The Chieftains, Planxty, La Bamboche, Kolinda, Calgija, comenzó a interesarse por el instrumento a comienzos de los 80. El primer bouzouki lo consigue en la tienda de música Audio, en Santiago de Compostela, en el año 1981. El bouzouki era de la marca italiana EKO, con la tercera y cuarta cuerda octavadas y me imagino que sería similar a este modelo.
La primera grabación de un bouzouki en la música gallega se produce en el año 1982 en el disco "Milladoiro 3" y es realizada por J. Vicente Ferreirós.La afinación del bouzouki es ADAD.
En el año 1983 Ferreirós asiste al Festival Intercéltico de Lorient en donde presencia una exposición de instrumentos del luthier francés Claude Lemercier. Allí mísmo le hace el encargo del segundo bouzouki que le sería entregado en la Bretaña francesa en el mes de noviembre de ese mísmo año.

Tiempo después, Ricardo Pereiro del grupo folk Na Lúa, se desplaza a Santiago para solicitarle la dirección de Lemercier y así encargar otro bouzouki para esta agrupación.

A comienzos de los 80, unos estudiantes fundan el grupo folk Armeguín. En este grupo tocaba la guitarra un joven llamado Rogelio Groba, quién también era integrante de diversas tunas. Rogelio había adquirido un Bouzouki en una tienda de Madrid, especializada en instrumentos étnicos, llamada "Garrido Bailén". Rogelio mostró el instrumento al resto del grupo.
Debido a que éste debe abandonar el grupo por exigencia de los estudios, le presta el instrumento a Francisco Xabier Escribano y a Kiko Comesaña.
Francisco me confiesa mediante una entrevista telefónica las dificultades que suponía tocar con aquel instrumento de caja redonda y mástil gordo y áspero.
"Era muy difícil de manejar, teníamos que tocar sentados y se escurría constantemente."
Al principio afinan el instrumento como una mandolina (GDAE).
Durante esta época, el grupo frecuenta un local llamado Café UF en donde se reunían para tocar. Este local era frecuentado por irlandeses que residían en Vigo. Algunos músicos invitados por estos amigos irlandeses serían quienes posteriormente les sugirieron que cambiasen la afinación del instrumento a (ADAD).

No sería hasta la visita del grupo al Festival Intercéltico de Lorient, en el año 1989, en el que Armeguín consigue hacerse con un bouzouki del artesano francés, Claude Lemercier.

Audio, esa pequeña tienda de Santiago tuvo gran importancia puesto que los primeros bouzoukis que se grabaron en la música folk gallega salieron de allí.
La figura del artesano francés Claude Lemercier, se considera la segunda fase en la evolución del instrumento para los intérpretes gallegos, ya que significa el cambio del bouzouki de caja ovalada al bouzouki de caja plana.

Con estos datos podemos deducir que hubo 3 bouzoukis activos durante los años 80, los instrumentos pertenecientes a los grupos Milladoiro, Na Lúa y Armeguín.
Muchos intérpretes no consiguen hacerse con un bouzouki hasta comienzos de los 90, ya sea por el coste elevado del instrumento o por las dificultades para su distribución en la Península.


Luthiers:

El bouzouki hubiese pasado desapercibido en la historia de la música irlandesa de no ser por el empeño de los luthiers en adaptar este instrumento a las necesidades y exigencias de los intérpretes.
El bouzouki griego, en su forma original y tradicional, requiere destreza y equilibrio. El cuerpo del instrumento, con una caja en forma ovoidal, obliga al intérprete a sentarse con las piernas cruzadas para que de esta forma pueda sujetar el instrumento.
La transformación de la caja será vital para el desarrollo y evolución de este instrumento. Tendrá tanta relevancia que en muchos casos se nombrará al instrumento como "The flat-backed Irish Bouzouki"

Los intérpretes de cuerda de la música irlandesa deseaban obtener un instrumento que fuese capaz de hacer frente al volumen e intensidad de instrumentos como el violín, las flautas, los acordeones y las gaitas, así que de alguna forma obligaron a los luthiers a explorar nuevos territorios.

Johnny Moynihan entrega el primer bouzouki de caja plana al luthier irlandés John Bailey, quien comienza desarrolando un instrumento de estilo griego pero encontró demasiadas dificultades a la hora trabajar el acanalado de la caja ovoidal.
El primer experimento, datado en 1963, se fraguó con un solo ejemplar que Moynihan utilizó durante años inspirando a nuevos constructores, intérpretes e incondicionales de la música irlandesa.

El primer bouzouki moderno, diseñado especialmente para tocar música irlandesa, fué construído por el luthier inglés Peter Abnett en 1970. Con él colaboraron entre otros músicos, Donal Lunny, que con el paso de los años se convertiría en todo un referente.
Este bouzouki constaba de un mástil de 4 cuerdas dobles y una caja arqueada de 3 piezas.
Abnett, el cuál hoy en día sigue construyendo bouzoukis, llama a sus instrumentos "Irish bouzoukis"
Stefan Sobell, probablemente el luthier más famoso de las Islas Británicas, fué el primero en experimentar con copas talladas y también evolucionó las tapas traseras en un instrumento similar al bouzouki. Irónicamente, sería una guitarra portuguesa, no un bouzouki, lo que consiguió empezar.
"Yo no sabía qué hacer con este instrumento hasta que me lo imaginé como una mandolina: GDAE (Sol Re, La, Mi)", recuerda. "Cuando conocí a Andy Irvine, a finales de los 60, él lo afinaba en GDAD (Sol Re, La, Re), esta afinación abierta era muy agradecida para acompañar canciones e interpretar melodías.
Habíamos logrado un sonido hermoso pero sin mucha proyección. Por aquel entonces me hice con una vieja guitarra Martin C-3 que conseguí intercambiando una concertina y un motor de automóvil a unos adolescentes americanos.Pensé que si lograba combinar el timbre y la proyección de sonido de la Martin con la afinación de la guitarra portuguesa, realmente obtendría un resultado favorable."

Sobel llamó a su creación una "cittern" cítara/cistro, porque se asemejaba al instrumento inglés tan popular en el Renacimiento. No tardaría en producir variaciones sobre ese primer prototipo para cubrir una larga serie de pedidos expandidos por todas las Islas Británicas. Fue uno de los primeros en añadir un par de cuerdas adicionales al grupo de los cuatro pares originales, característica la cuál actualmente se ha convertido en una opción estándar ofrecida por la mayoría de los luthiers. Los instrumentos de Sobel fueron los primeros en dar el salto a través del Atlántico, y se convirtieron en sinónimo de los nuevos y transgresores sonidos de las jóvenes agrupaciones del folk de la época.

Entre la docena de fabricantes/contructores británicos que desarrollan esta actiidad de modo profesional, Roger Bucknall de Fylde Guitars es el único que ofrece una completa gama de laúdes incluyendo: Bouzouki, citterns,mandolinas, mandolinas octavadas y mandolas, además de ser el primero en ofrecer un puente fijo y diferentes modelos de tapas frontales, acabados y maderas para su construcción.

Rich Westerman fue de los primeros luthiers americanos en probar suerte en la construcción del bouzouki moderno. Disponía de pocos recursos para lograr sus primeros diseños. De hecho, Westerman era un gran fan de Donal Lunny y construyó su primer bouzouki basándose únia y exclusivamente en la fotografía de la portada del disco de The Bothy Band, es decir afrontó su construcción sin planos y sin medidas que le sugiriesen cómo ajustar las cuerdas, como equilibrar la afinación y las diferentes partes del cuerpo del instrumento.

El objeto resultante sonaba muy bien e incluso logró vender su producción a través de la famos distribuidora de instrumentos étnicos "Lark in the Morning". Su propietario, Zekley Mickie, ha sido un activo proveedor de Bouzoukis y otros instrumentos exóticos desde comienzos de los 70. Él fué el responsable de lograr que los instrumentos llegasen a las manos de los intérpretes cuando se disponía de pocos medios. Lark sigue vendiendo "una tonelada" de Bouzoukis, según Zekley, que calcula que la demanda de instrumentos en el ámbito de la música celta sigue creciendo, así como crece en menor medida el interés sobre los instrumentos tradicionales griegos y turcos.

Otro de los pioneros dentro del panorama del bouzouki americano fué John Stump, que construyó alguno de los fabulosos instrumentos que posee Stanley GREENTHAL y otros famosos intérpretes del Pacífico Noroeste Estadounidense. Stump basó su diseño en una Mandocello "Gibson Vintage", aunque añadió algunas modificaciones. Hoy en día hay un par de docenas de luthiers que realizan la fabricación artesanal del moderno Bouzouki Irlandés en los Estados Unidos, incluyendo a Phil Crump, Rob Adams, Mike Kemnitzer, y Steven Smith Owsley.

El luthier californiano, Phil Crump ha sido constructor y reparador de guitarras para la prestigiosa marca Martín durante muchos años.

"Los Citterns son el 80 por ciento de mi negocio", dice Crump. "Hay un trillón de luthiers de guitarra, pero yo reacciono por mi propio interés, por tocar. Yo soy intérprete de cíttern y no encontraba luthiers , así que decidí entrar en el mundillo para satisfacer mis necesidades como músico."

Bob Abrams, de "Trillium Octave Mandolins", asegura que Internet ha ayudado a difundir la afición por este instrumento y que la adquisición de instrumentos personalizados es mucho más factible que hace años, puesto que ahora se ha mejorado la comunicación gracias a los mails y el pago se hace efectivo por medio de una targeta de crédito.

Mike Kemnitzer afirma que el 20 por ciento de sus pedidos por adelantado para los próximos cinco años son de octave mandolins , bouzoukis, y bandurrias. "Creo que son en su mayoría de la gente que ha visto a Tim O'Brien tocar el bouzouki y de los mandolinistas que quieren completar su familia de instrumentos."


Owsley Steven Smith es un lithier que ha cobrado gran fama en los últimos años por adaptar las aparientes reminiscencias de las mandolinas Orville Gibson del art noveau a sus bouzoukis como demuestra en sus modelos Lyon y Healy.
Smith dice: "Yo construyo estos instrumentos para satisfacer la nueva demanda de los intérpretes: solistas que desean más "ping" por libra. La diferencia es muy sutil.
Usted obtiene el 90 por ciento del sonido en cualquier instrumento barato, pero es en el último 10 por ciento en donde el instrumento nos conduce por al éxtasis y nos hace gritar cuando lo tocamos."
A Smith le gusta particularmente la libertad de expresión en cuanto a la construcción y al uso del bouzouki.
"No hay reglas establecidas para el instrumento, sin embargo, ya existe una apertura a nuevas ideas, nuevos horizontes, nuevas visiones experimentales", dice.
"No importa si se ve como cualquier otro instrumento."

El intérprete de bouzouki, Roger Smith Landes, certifica las palabras del luthier: "El instrumento que ha hecho Steven en un tiempo record, responde mucho más rápido que la guitarra acústica, la tapa armónica (tapa frontal) tallada y la tapa dorsal de pequeñas dimensiones contribuyen a la claridad del sonido."

Entre los pocos luthiers que construyen bouzoukis griegos a la vieja usanza, destacan Michael Hubbard, Kalis & Company Law y Laurence Nyberg, quién construye bouzoukis tradicionales y sazs turcos introduciendo formas innovadoras en las tapas y el cuerpo armónico.
Una interpretación interesante del bouzouki es el "gittern" ofrecido por Dusty Strings Co. en Seattle. Se trata esencialmente de una guitarra de 12 cuerdas con las características tonales de un bouzouki, es un gran instrumento para el guitarrista que busca el sonido del bouzouki.

En Galicia, por los datos que yo tengo, el primer luthier que construyó un bouzouki pudo ser José Álvarez, del grupo Citania. Su padre era constructor de mandolinas, guitarras, bandurrias. En una entrevista realizada hace algunos días, afirmaba que empezó a construir bouzoukis a comienzos de los 90. Al no se dedicarse a tiempo completo a este oficio tenía una producción de 6 instrumentos al año. Llegó a construir alrededor de 30 bouzoukis.
En Galicia hay otros artesanos que se dedican a la construcción de este instrumento como es el caso de Jan Van Lou, fabricó un bouzouki para el intérprete Pancho Álvarez (Carlos Núñez).
En España es difícil asegurar quién ha sido el pionero. No se han realizado estudios que proporcionen datos suficientes. De todas formas, el nombre que más suena entre los intérpretes el el del artesano Jesús Reolid.

Comercialización del instrumento:

La primera empresa en distribuir un instrumento relativamente barato fue Flatiron, que allá por los años 70, incluía al bouzouki dentro de su gama de mandolinas. Se convirtieron en la marca de referencia para las tiendas de música y por consiguiente el instrumento más popular entre los usuarios estadounidense.
Flatiron fué adquirida por Gibson, incluyendo toda la gama de mandolinas, mandolas, mandocellos, bouzoukis...Por el momento Gibson no parece estar interesada en revitalizar esta gama de instrumentos.
La marca OVATION ofrece un modelo híbrido de ocho cuerdas. Éste debe solicitarse por encargo. David Lindley está trabajando para la marca TACOMA desarrollando una línea de instrumentos de la familia del bouzouki con unos precios razonables.

Entre los instrumentos más importantes a nivel de gran producción está la marca Trinity College, importada por Saga. Se trata de instrumentos relativamente económicos ideales para principiates o gente con curiosidad por descubrir este instrumento.

Para gente profesional que busca una marca grande y seria está Earth/Weber los cuáles ofrecen una línea completa de bouzoukis y mandolinas con modelos de caja plana y otros más elaborados de tipo vintage con ran variedad de estilos, materiales y ornamentos.

El etnomusicólogo de la Universidad de Texas, Christopher J. Smith, habla en sus artículos sobre la evolución de los instrumentos a través de las culturas y del tiempo, llegando a comparar la diáspora del bouzouki con el de la guitarra. Justifica que el bouzouki en sus orígenes era un instrumento identificado con una tradición europea específica pero que actualtualmente es universal en todas sus aplicaciones. Desde su partida del inframundo griego, el bouzouki está actualmente asentado/establecido/atrincherado en el panorama de la música celta europea e incluso podríamos asegurar que se va colando poco a poco en el resurgimiento o rehacer de diversas músicas tradicionales del continente. Ha saltado el charco y se ha introducido en las escenas del bluegrass y la múscia old-time, gracias a intérpretes como Tim O´Brien. El bouzouki ha sido adoptado por músicos de Pop como Jackson Browne, R.E.M., Tom Petty, Elvis Costello, Mark Knopfler, quienes buscaban un sonido diferente.
A la vista está que hoy en día el bouzouki es un instrumento que se ha adaptado a las agrupaciones folk de los países escandinavos, Francia (Bretaña, Occitania), España (Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla, Cataluña...)Portugal, Italia, Alemania, Bélgica, Holanda, Israel, Australia, Japón...
Según Christopher J. Smith, estos ejemplos demuestran que en numerosos casos, el intérprete se aproximaba al instrumento al descubrir la flexibilidad que le aportaba para interpretar la música irlandesa, pero finalmente cocluyen proyectando su atención hacia la música tradicional de su región. Podemos afirmar que en España se ha dado lugar esta situación.
Andy Irvine, en su álbum Eastwind, investiga la intersección entre la música irlandesa, la música balcánica y el jazz.
Algo parecido decide realizar el grupo Laio en Galicia, en este caso con la música gallega y el jazz.
Lo haría también el grupo irlandés Deiseal, invitados por el festival de jazz de Victoria.
Stanley Greenthal ha incluído melodías griegas en sus grabaciones más recientes, uno de los pioneros del bouzouki en USA, Gerald Trimble, ha profundizado en las músicas antiguas de Turquía y Persia.
Joseph Sobel lo resume muy bien: "Estamos fascinados por esa combinación de antigüedad y la modernidad"
La demanda del instrumento sigue creciendo, y por el momento, la calidad de los instrumentos es ligeramente superior a la oferta. Sin embargo, los luthiers están construyendo instrumentos cada vez más asequibles, sobrepasando los límites del diseño, construcción y materiales, al igual que los músicos están ampliando las cualidades interretativas que el instrumento les ofrece.

En España se han hecho populares entre los aprendices, los Bouzoukis de la empresa rumana Hora distribuídos en España por la tienda Tununtunumba y Musical Arcoiris.

LOS DIFERENTES NOMBRES DEL INSTRUMENTO:

Dar nombre a la amplia gama de instrumentos de la familia del laud de mástil largo se antoja complicado por la falta de acuerdo entre luthiers e intérpretes.
De todas formas, existe de algún modo un consenso sobre lo que es un bouzouki griego, sus modelos tradicionales, las versiones ancestrales y modernas. La Mandola y el Mandocello tienen afinaciones y dimensiones específicas dentro de la familia de las mandolinas pero fuera de estos casos reina una gran confusión.
Un instrumento idéntico en diferentes manos puede ser: una mandola, un bouzouki, un irish bouzouki, una octave mandolín, un mandocello, un cittern, un celtic cittern, un blarge o un bizzar.
Lo cierto es que la mayor parte de los intérpretes conocen la gran variedad de términos y la controversia que ello suscita, por lo que no importa tanto.
mandolinas y mandolas se definen por sus dimensiones y afinaciones específicas: GDAE y CGDA, respectivamente. El mandocello es casi el doble de una Mandola y se afina precisamente una octava inferior. A partir de aquí las etiquetas se complican y el nombre depende de cada persona como habíamos mencionado antes. Si el instrumento posee 3 ó 4 pares de cuerdas y un mástil largo es posible que estén hablando de un bouzouki. Si el mástil es ligeramente más pequeño (2 trastes) y su afinación es GDAE es probable que estén hablando de una octave mandolín, un bouzouki o un cittern.
Hay una tendencia mas o menos generalizada de nombrar a los instrumentos que tienen 5pares de cuerdas cittern, pero esto también cambia dependiendo del luthier.
Cuando nos encontramos con 6 pares de cuerdas estaremos hablando de un gittern o un bizzar, siempre dependiendo del fabricante, puesto que este último término también se emplea para nombrar a algún bouzouki (4 pares de cuerdas) con cuerpo de guitarra.

Dimensiones y afinación de los instrumentos de cuerda pulsada más empleados en la música folk:



G D A E Mandolina 36.5 cm o Fiddle 33cm

C G D A Mandola 51.5cm

C G D A Mandolcello (el doble de una Mandola)

G D A E A Cittern 53.5cm

G D A E Tenor Banjo (pequeña escala) 55.8cm

G D A E Octave Mandolin 58cm

D G D A E Cittern 58cm

G D A E *Bizzar o Bouzouki 65cm

D G D A E *Cittern 65cm

E A D G B E Guitarra en afinacion standard 65cm

D A D G A D "DADGAD" Guitarra en Re abierto 65cm

*Bizzar: Guitarra con cuerpo de Bouzouki construido por Stephan Sobell por encargo de Andy Irvine.
*Cittern: El término Cittern es empleado por el constructor Stephan Sobell para describir a los instrumentos de 10 cuerdas.
Todavía mucha gente emplea erróneamente este término para referirse al bouzouki pero los entendidos dicen que se deben establecer las diferencias definitivamente.

*Octave mandolin: Es un instrumento con unas dimensiones ligeramente inferiores al bouzouki(2 trastes menos): 58cm o 22 7/8". Es casi el equivalente a las dimensiones de una guitarra con la cejilla en el segundo traste. Tiene la misma logitud que un banjo tenor.
Los usuarios a menudo utilizan este nombre para referirse al bouzouki como si se tratase del mismo instrumento con medidas diferentes.
La afinación es GDAE y al igual que el bouzouki se le puede añadir otro par de cuerdas graves convirtiéndose en un *Cittern: DGDAE o EAEAE entre otras...

4 comentarios:

Castor dijo...

Moi completo artigo.

Apertas,
Cástor

Abraham dijo...

Gracias a vos Cástor!

grecia_larioja@hotmail.com dijo...

Hola me gustaría aprender a tocar un bouzouki,`pero no tengo idea que es lo que tengo que saber como base y que instrumento comprar, me gustó mucho aprender un poco más leyendo de la historia pero me darías alguna recomendación sobre el instrumento y de donde sacar para aprender, te dejo el blog nuestro si puedes comentame: http://colectividadlarioja.blogspot.com/

Abraham dijo...

Hola Grecia:

Aquí te paso una lista de luthiers:

http://vigofolk.blogspot.com/2008/06/tiendas-y-luthiers-de-bouzouki.html

Tb tienes tiendas como Tununtunumba (Madrid) en las que venden este tipo de instrumentos.